04/10/2017

El alcalde se reúne con el presidente de la "Fundación Savia por el Compromiso y los Valores"

Para promover la figura del denominado "Defensor de las Generaciones Futuras"

El alcalde de Totana, Andrés García, se ha reunido recientemente con el presidente de la "Fundación Savia por el Compromiso y los Valores", Francisco Casero, con el fin de promover, a través de una moción en el Ayuntamiento, la solicitud a las instituciones y administraciones implicadas de la figura del denominado "Defensor de las Generaciones Futuras".

El responsable de esta entidad estuvo acompañado durante el encuentro con el primer edil por representantes de la Cooperativa Agraria de Totana (COATO), en este caso José Martínez Usero, que fue la entidad que promovió su visita al municipio totanero.

El Consistorio totanero tiene previsto presentar una moción al pleno ordinario de octubre solicitando a Naciones Unidas, al Parlamento Europeo, al Congreso de los Diputados y a la Asamblea Regional de Murcia la creación de la institución "Defensor de las Generaciones Futuras", una propuesta que esta fundación ha elevado ya a numerosos municipios andaluces, done ha tenido gran acogida.

Un defensor de las generaciones futuras, la modificación de los hábitos de consumo, la promoción de la agricultura ecológica, un sistema de evaluación del impacto de las normas y el establecimiento del principio de reposición de todo aquello que se use en los sistemas de producción son algunas de las medidas propuestas por la Fundación Savia, una entidad para el desarrollo y la defensa del mundo rural.

La "Fundación Savia" advierte que la implicación de todos los agentes en todos los ámbitosdebe ser una responsabilidad y una prioridad de la Administración, ya que, de otra forma, no supondrá la "auténtica transformación" necesaria para luchar contra laamenaza global.

También reclama la organización la aplicación de criterios de legislación inteligente, con fórmulas de evaluación del impacto de las normas que permitan determinar sus consecuencias económicas, sociales y medioambientales de una norma, así como su adecuación a las características de cada territorio.

Uno de los aspectos más novedosos de la propuesta es la creación de un defensor de las Generaciones Futuras, cuya figura tendría funciones específicas para la protección ambiental y la lucha contra el cambio climático, y con el fin de promover acciones y procedimientos judiciales contra conductas que vulneran el medio ambiente.

La Fundación también propone la promoción de producción ecológica como método respetuoso con el medio ambiente y el establecimiento en la norma de principios de equidad, proximidad y, especialmente, de restitución y restauración, que implicaría la reposición de todo aquello que se utilice en los procesos de producción. Es un criterio que ha permitido a la industria maderera finlandesa recuperar y ampliar la superficie forestal sin limitar el crecimiento del sector.

La "Fundación Savia" nace con vocación de servicio hacia un compromiso en la defensa de valores en el entorno rural, promoviendo y cooperando en el desarrollo social, económico, patrimonial, paisajístico y cultural, y mejorando la calidad de las personas que viven en él, así como propiciando el progreso y la defensa del sector ecológico.

Se persigue, igualmente, el mantenimiento de una agricultura y ganadería sostenible con la conservación del medio ambiente, coadyuvando a mantener el territorio, la biodiversidad, la autosuficiencia y la permanencia, para evitar así el despoblamiento de las zonas rurales.

De igual manera, se aboga por contribuir, asimismo, a un crecimiento inteligente que supere el desequilibrio demográfico y las deficiencias de infraestructuras y servicios, al reforzar la identidad cultural, la interconexión del conocimiento y la sabiduría, y la autoestima de la sociedad rural.